¿Hay que sentir vengüenza por descargar elementary OS sin soltar un céntimo?

Por: J Pomeyrol

elementaryos

Publicaban ayer un artículo en el blog del proyecto elementary destinado al reproche, a explicar por qué cuando vas a descargar la distro te obligan a introducir de manera explícita un cero, para que… ¿te sientas un miserable que se aprovecha, pero no aporta? Hay interpretaciones para todos los gustos y en vista de que hoy parte de la comunidad bloguera hispana ha reaccionado a dicho anuncio, nos hacemos eco del tema.

Nos unimos a la fiesta, pues, y es que en cierto modo esto recuerda algo a casos recientes como el de Werner Koch y GPG… ¿o tal vez no? Pongámonos sobre antecedentes, primero.

Descargar elementary OS es gratuito. Lo era antes y lo es ahora, pero con el estreno de la nueva web lo han hecho un poco más intrincado, obligando a pasar por el botón de donaciones sí o sí e introducir la cantidad deseada o un cero, en el supuesto de que no estés dispuesto a pagar nada. Y casi nadie lo está. De los más de dos millones de descargas de elementary OS Luna, un 99.875% no soltó un céntimo.

Por qué te hacemos introducir 0 $

Queremos que los usuarios entiendan que pagar por el software es importante y no pagar por ello es una elección activa. No se excluyó un botón de 0 $ para engañarte; creemos que nuestro software realmente vale algo. Y no es un intento de hacerse rico rápidamente; actualmente las únicas personas que han recibido dinero por trabajar en elementary OS han sido miembros de la comunidad a través de nuestro programa de recompensas.

Se trata de pedir un precio justo para compensar los costos de desarrollo. Se trata de garantizar el futuro del sistema operativo elementary para garantizar que podemos seguir haciendo software que millones de personas aman y utilizan todos los días.

Y hasta aquí, todo bien y comprensible: la gente de elementary quiere sacarle un rédito a su trabajo. ¡Qué menos! Sin embargo, no lo dejan así e insisten con argumentos como que “no estamos obligados a difundir nuestro sistema operativo compilado para su descarga gratuita”, que “los usuarios están acostumbrados recibir lanzamientos compilados a coste cero” y “aunque podríamos no permitir la descarga gratuita legítimamente, no queremos hacerlo”.

El artículo de elementary incide en que la aportación económica de la comunidad es imprescindible para seguir adelante, ya que la alternativa es cobrar por el producto o traficar con los datos del usuario… incluso en la forma de puerta trasera. Así, el inicial “in the spirit of addressing concerns, we’ve decided to write this post“, provoca justo lo contrario.

Haciendo repaso a alguna de las opiniones publicadas, considero que en La mirada del replicante le dan una lectura apropiada al asunto, en DesdeLinux aportan una solución razonable y en Deb Linux lo desfiguran todo.

Bajo mi punto de vista habría que analizar cuál es el valor objetivo de elementary OS, más allá de -esto es innegable- haber supuesto una suerte de soplo de aire fresco que, no obstante, nunca termina de materializarse en un producto completo, o al menos no tan completo como los que ya se ofrece en la escena GNU/Linux. Jugar la carta del “como te lo damos compilado, te podríamos cobrar” es irracional, cuando se trata de un proyecto cuyos logros son una máscara para GNOME Shell, un menú -muy chulo, que conste-, unas cuantas aplicaciones -la mayoría a medio hacer- y varios componentes menores más.

Es decir, si elementary OS quiere cobrar por su software, que lo haga: que le pongan precio y solo permitan su descarga previo pago. Seguramente les salga una contrapartida que lo compile todo y lo ponga gratis para el público, pero tal vez esos millones de personas que supuestamente usan su sistema todos los días respondan, quién sabe.

En cualquier hay que tener en cuenta, por muy duro que suene, que elementary OS no es en ningún caso un proyecto fundamental del software libre y ni siquiera es una distro que haya demostrado una fiabilidad para ambientes en producción, de acuerdo a sus ciclos de desarrollo y soporte. Una comparación interesante nos llevaría a Linux Mint, que durante muchos años y polémicas aparte ha sabido mantenerse en base a un humilde pero sólido sistema de financiación por una razón: siempre han cumplido con lo que importa, ofrecer un producto de calidad y confiable.

Así, animamos a los desarrolladores de elementary OS a financiarse por crowdfunding, a fijar unos mínimos a los que se pueda agarrar el usuario y, con suerte y buen hacer, construirán una comunidad lo suficientemente fuerte como para garantizar unos ingresos que cubran a los desarrolladores. Con lo primero seguro que mejoran por mucho las perspectivas de OpenMandriva, por ejemplo; otra cosa es que quieran repetir lo de GPG, porque la gente todavía distingue lo fundamental de lo adicional.

Hace un tiempo unos años preguntamos si pagar por usar GNU/Linux o no, y la respuesta fue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>