Flickr incorpora la licencia libre CC0

Por: CC y CC0

licenciaCC0Flickr es el mayor repositorio de fotos con licencias Creative Commons (CC). Muchos fotógrafos comparten su trabajo en la plataforma porque tienen la libertad de elegir cómo quieren distribuir sus obras.

Desde el 2004, Flickr apoya la licencias Creative Commons y tiene un gran repositorio de imágenes históricas de galerías, bibliotecas, archivos y museos de todo el mundo. Recientemente anunció que ahora permitirá a sus usuarios compartir imágenes bajo la licencia CC0, orientada al dominio público internacional.

Un poco de teoría.

Las licencias Creative Commons están diseñados para dar elecciones a los creadores.

Muchas de las mentes detrás de CC (Lawrence Lessig, James Boyle, y otros) hicieron importantes contribuciones a los debates jurídicos y filosóficos del movimiento de software libre antes de comenzar CC.

Lessig describe personalmente cómo idea que las CC: “dan a los creadores la libertad de elegir cómo se utilizan sus obras”. Pero no hay que confundir esta libertad en el sentido del término que se utiliza en el Software Libre. Quizás, CC0 es la licencia más software libre que existe.

¿Por qué es una gran noticia que Flickr permita CC0?

CC0 maximiza el potencial uso creativo de las obras ya que no tienen restricciones y se convierten en un bien común. Al hacer esto, los creadores permiten a otros usar libremente y sin condiciones su trabajo, lo que promueve el conocimiento veces de manera sorprendente e inesperado.

Muchos usuarios de Flickr habían solicitado el derecho de compartir sus obras con CC0. Con dicho cambio en la plataforma, ahora tendrán una mayor libertad de elección de las licencias existentes.

La adición de CC0 y Dominio Público a Flickr es una victoria sin precedentes para los bienes comunes y el conocimiento y creatividad libre en Internet.

¿Pero qué es CC0?

CC0 es una herramienta para liberar tu propia obra de las restricciones de derecho de autor alrededor del mundo. Puedes usar esta herramienta aun cuando tu obra esté libre de derecho de autor en algunas jurisdicciones, si quieres asegurar que sea libre en todos lados. Creative Commons no recomienda esta herramienta para obras que ya se encuentran en el dominio público alrededor del mundo; en ese caso utiliza el Sello de Dominio Público.

Usando CC0 puedes renunciar a los derechos de autor y conexos que tengas sobre la obra, tales como derechos morales (en la medida que sean renunciables), derechos de publicidad o de privacidad, derechos de protección contra la competencia desleal y los derechos de base de datos y protección contra la extracción, difusión y reutilización de los datos.

Algunos ejemplos:

Las galerías, museos, y otras instituciones, a las que el público ha confiado obras importantes del patrimonio cultural, han aprovechado CC0 como una forma de reconocimiento internacional para compartir copias digitalizadas de las obras y los metadatos que permitan su búsqueda y uso.

Europeana ahora cuenta con más de 26.000 imágenes bajo licencia CC0, así como más de 3,6 millones de obras marcadas como dominio público. Otro ejemplo es SpaceX (Elon Musk) que tiene un centenar de imágenes de sus lanzamientos; fotos extraordinarias que ahora están disponibles para que otros las usen libremente, mejoren y compartan sin restricciones bajo la ley de derechos de autor.

En el post Recursos gráficos para todos, os recomendé Unplash, un portafolio de imágenes chulas y totalmente libres (Free, “do whatever you want”). Y Mario nos recomendó en los comentarios All The Free Stock, un gran repositorio de recursos.

¿Quién puede usar CC0?

Esta herramienta universal puede ser usada si eres el titular de los derechos de autor y deseas renunciar a todos tus intereses en tu obra alrededor del mundo.

¿Cuál es la diferencia?

Utilizando CC0, un creador permite al público la reutilización y remezcla de su obra sin limitación y de forma libre. Esto se debe a que el autor renuncia a todas las condiciones de atribución (aunque la citación es compatible) y anima a otros a volver a usar su trabajo de cualquier forma, incluyendo el lucro.

Por ejemplo, las imágenes que estaban etiquetadas como “sin derechos de autor conocido” eran demasiada inciertas para ser aprovechadas, mientras que con la CC0 adquiere la categoría de libre uso y de reutilización.

Fuente: CC y CC0.

Imagen: Viktor Hanacek en Picjumbo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>