‘Big bang’ de las imágenes médicas: bienvenidos al ‘hospital high tech’

Por: Alfonso Placencia

  • IBM y la española Kanteron integran la información médica en tiempo real en 20 países
  • Ofrecen acceso por múltiples dispositivos a todo el personal facultativo
El jefe de  tecnología de Kanteron, Juan Tatay y Jorge Cortell.

El jefe de tecnología de Kanteron, Juan Tatay y Jorge Cortell.JOSÉ CUÉLLAR

Las imágenes médicas que se usan en un hospital son producto de pruebas realizadas con las diferentes modalidades de su equipamiento: escáner de Resonancia Magnética y Funcional (MRIf), mamógrafos, radiógrafos digitales, escáner MRI de imágenes por resonancia magnética, Tomografía Axial Computarizada (TAC) y por Emisión de Positrones (PET) o ecógrafos. A ello se une ahora toda la información de los secuenciadores genómicos.

Las imágenes y otra información médica están almacenadas en forma de archivos digitales que se gestionan para su uso, generando un flujo de trabajo para atender a las necesidades de los médicos. El modelo colaborativo más innovador en este campo es el que están desarrollando juntos la empresa española de software open source de gestión de imágenes médicas Kanteron y la multinacional IBM.

IBM construye en esta joint venture los Data Center y equipa el cloud computing para los hospitales, y Kanteron hace la integración de todas las tecnologías del equipamiento hospitalario en interfaces friendly (amigables, fáciles de usar) para los médicos y el personal especializado. El ultimo proyecto de colaboración, ahora en marcha, es el hospital Distrital da Horta EPE de Portugal, en las islas Azores donde han desplazado a la tecnología anterior cerrada de Siemens.

El modelo colaborativo más innovador es el de IBMy la española Kanteron en una veintena de países

La innovación en este campo tiene que ver con la integración de tecnologías digitales para medicina traslacional que permite, como nunca se había hecho antes, el interrelacionar información genómica, fármaco-genómica y analíticas con almacenamiento de imágenes médicas digitales de radiología y diversas patologías y campos médicos (PACS-VNA-EHR), con el fin de hacer una medicina mucho más personalizada y facilitar el diagnóstico preciso.

Los reconocimientos internacionales se suceden. Hace pocos meses, Gartner citaba a Kanteron como proveedor ejemplar de VNA (Vendor-Neutral Archive). La consultora Frost & Sullivan destaca su solución del software ente las seis más innovadoras a nivel mundial y la incluye en su lista de «Soluciones: ‘WOW!’ de 2013’». Y MarketsandMarkets cita a Kanteron como «major player» en el mercado mundial de la patología digital.

El software libre es una auténtica revolución tecnológica en la medicina, uno de los principales reinos del software ‘privativo’ (en la terminología de Richard Stallman). La actual explosión de la imagen medica digital obliga a primar la interoperabilidad, la integración de tecnologías y el acceso ubicuo. Esto esta haciendo que empresas grandes y con proyección internacional se unan a empresas pequeñas muy rápidas e innovadoras (el concepto de ‘David’ y ‘Goliat’ que promueve Ariadne Capital).

La colaboración entre Kanteron e IBM se ha materializado en hospitales de Colombia, Ecuador, Islas Azores (Portugal), México, Singapur y Estados Unidos, así como en instalaciones para sistemas nacionales de salud de Reino Unido y España. En Perú y México la magnitud de los proyectos requirió grandes Data Center para cloud computing desarrollados por IBM, conectando más de 50 hospitales, en cada uno de los dos casos con acceso de más de 5.000 médicos.

Jorge Cortell frente al edificio de oficinas donde se ubica la sede de Kanteron en Nueva York..

«Las herramientas para procesar información serán tan útiles para el médico como un buscador de internet»

INNOVADORES ha hablado con Jorge Cortell, fundador y CEO Kanteron Systems sobre cómo una empresa con poco más de una decena de ingenieros ha sido capaz de implantar sus herramientas de imagen médica en casi una veintena de países y dispone de distribuidores y equipos formados en hospitales de cuatro continentes.

«Vi que lo que había en el mercado dejaba mucho que desear y que se podía aportar mucha innovación con una visión abierta», explica Cortell. «El éxito del modelo de negocio open source ya no se puede negar, ahí están Google, Facebook o Twitter. Lo que aún queda es una forma de pensar sobre un modelo económico antiguo basado en la escasez, propio de la era industrial. Cuando la escasez se tiene que generar artificialmente, como ocurre a menudo, ese modelo de negocio no es sostenible ni es justo».

En el caso de Kanteron, su visión es «capacitar a los médicos, proporcionándoles instrumentos que les permitan ofrecer un diagnóstico por imagen médica más rápido y desde cualquier lugar, de forma ubicua, con nuestras soluciones de software libre, algunas de ellas pioneras y premiadas a nivel mundial, como el sistema de visualización y distribución de imagen patológica digital, siguiendo el estándar mundial DICOM que recientemente ha incorporado la imagen patológica de muestras de tejidos».

Según Gartner, este un nicho de empresarial está valorado a nivel mundial en 8.000 millones de dólares. «Es un modelo que va a permitir la telepatología o patología remota y el Big Data en patología en tiempo real. Esa es una de nuestras principales diferencias competitivas», explica Cortell.

«Al usar un sistema de ‘software libre’ el hospital puede crecer lo que quiera en usuarios e imágenes»

«Hay dos cambios muy grandes», añade, «en el antes y el después de un hospital» que implanta la tecnología de Kanteron. «Cuando integramos sus sistemas con los nuestros, que permiten gestionar las imágenes médicas 2D, 3D y hasta 5D, lo que hacemos es conectar lo que aportamos a todo lo que ya tienen, lo que se llama ‘modalidades': sus escáneres, sus sistemas de almacenamiento, sus sistemas de historial clínico. Hacemos que toda la información de esos sistemas fluya. La mayoría está simplemente silos de almacenamiento, bases de datos que no se suelen hablar unas con otras y obligan a accesos independientes. La segunda ventaja es que al ser nuestro sistema de software libre no está restringido. El hospital pasa a poder crecer en todo lo que quiera, en usuarios, en imágenes, en almacenamiento sin tener que pedir permisos adicionales».

La clave de los nuevos hospitales high tech es hacer posible que un profesional de la medicina pueda metabolizar esa cantidad de información en un tiempo razonable de decisión. «Si a un enfermo se le hace una tomografía que produce 2.000 imágenes, el médico ya no puede ir una a una buscando la lesión o la patología que sea», explica Cortell, «necesita una reconstrucción tridimensional para verla. Esto es solo la punta del iceberg. Se van incorporando más y más modalidades [dispositivos de imagen] con más datos. Las herramientas capaces de procesar esa ingente información van a ser fundamentales para los médicos, igual que un buen buscador es imprescindible para navegar en el internet de hoy. Que esas herramientas sean suficientemente abiertas y ágiles para incorporar cada vez más tipos de imágenes, más algoritmos es fundamental. Esa es nuestra función».

Junto a esto, «la movilidad significa, por una parte, el acceso del facultativo con su dispositivo móvil, esté donde esté, y por otro la toma de datos al paciente en el lugar que sea, para conseguir la transferencia inmediata de información. La movilidad ayuda con la urgencia que es propia y natural de la medicina y hacerla posible hoy es una innovación en sí misma porque cambia la práctica operativa y la línea de tiempo de la actuación médica».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>