Abián: “En wikipedia se da la forma de verdad más simple y efectiva que se conoce: la verdad como consenso”

Por:

David Abián, joven zaragozano, administra la Wikipedia en español pero no usa Linkedin desde que tenía sólo 15 años. El próximo viernes 24 de abril, la asociación de personas con alto cociente intelectual Mensa España contará con su presencia y la de dos de sus compañeros en una charla pública y gratuita en la tienda Kaburi de Barcelona.

David Abián no es un adolescente cualquiera. Cuando sólo tenía 15 años se unió a Wikimedia España, convirtiéndose así en el primer menor de edad en colaborar con esta asociación en España. Allí, donde hoy desempeña labores de administración, conoció a varios miembros de Mensa España, una organización de personas con alto cociente intelectual.

Esa labor de colaboración comenzó ese mismo día y ha acabado desarrollando actividades como la conferencia del próximo viernes 24 de abril en la tienda Kaburi de Barcelona. ‘Detrás de la Wikipedia‘ contará con la presencia de David Abián y de dos de sus compañeros en Wikimedia, Daniel García- Castellanos y David Gómez.

A pesar de lo que uno podría pensar leyendo la trayectoria de Abián, el joven se muestra bastante crítico con la tecnología: “Nos ha vuelto esclavos. Hoy, medio planeta está sujeto a unas condiciones y términos de uso muy restrictivos que ha aceptado por inercia y sin leer con tal de lograr integrarse social y laboralmente, como quienes le rodean, en un entorno desconocido”.

Lejos de señalar a las instituciones como la causa única de estos problemas, Abián se refiere también a la otra parte del problema: “Somos nosotros quienes les damos permiso a cambio de poder emplear ciertos “servicios” (…) No nos importa pagar con lo más caro que existe: los derechos y nuestra información. También decimos que sí por temor a quedar aislados, y este es el poder que aprovechan redes sociales como Facebook: nuestras relaciones con otras personas y el medio a través del que se mantienen dependen de toda nuestra red de contactos”.

Para Abián, las prioridades son otras: Prefiero subir mis escasas fotografías a Wikimedia Commons, donde están bien documentadas, a salvo, a toda resolución y en unas condiciones éticas impecables”.

Según su punto de vista, lo verdaderamente importante es la libertad del usuario: “También puedo escribir en mi blog, que sí es mío y que diseño como a mí me apetece, con la tipografía y los colores que yo quiera, que puedo cambiar en cualquier momento, y cuyos contenidos hago libres con la licencia que yo decido. Todos deberíamos tener un blog donde poder darnos a conocer como queramos y expresar ahí, libremente, nuestras reflexiones o irreflexiones sin formularios ni condiciones de uso extrañas”.

LIBRE NO ES IGUAL A GRATUITO

Quizá por la influencia del idioma inglés, existe una tendencia a confundir libre con gratuito, y es al hablar de software cuando ese desconocimiento se hace aún más patente. Abián aprovecha para hacer algunas aclaraciones: “El software “libre” es aquel que puede usarse, estudiarse, distribuirse, modificarse y redistribuirse tras su mejora, todo ello con cualquier propósito. En esta definición no se dice nada del precio, ni de la plataforma, ni se menciona ninguna otra característica. Si a alguien le da por recopilar software libre y venderlo, es “libre” de hacerlo; sencillamente, en función del precio y de la necesidad que pueda cubrir, venderá más o menos. Hay empresas enteramente dedicadas al software libre”.

Una vez aparece el tema del dinero en la conversación, una pregunta se vuelve inevitable: si Wikipedia no paga a sus colaboradores, ¿por qué tanto afán de recaudar dinero entre sus usuarios? ¿Qué gasto supone una enciclopedia de ese tamaño?

La respuesta es la esperable: mantenimiento, mejora, apoyo legal… pero el administrador de la enciclopedia nos invita a visitar la web de la Fundación Wikimedia, donde se pueden consultar todos los informes financieros. A su parecer, los presupuestos “son verdaderamente ridículos en comparación con cualquiera de los otros sitios web más visitados, así que toda aportación, por pequeña que parezca, es importante y sirve para cambiar las cosas”. Por cierto, ya aceptan bitcoins, una divisa descentralizada que ha cobrado cierta notoriedad en los últimos meses.

¿CÓMO NACIÓ WIKIPEDIA?

Como tantas cosas en la vida, Wikipedia no resultó ser lo que se esperaba de ella. Según cuenta Abián, “es un proyecto bastardo porque sus creadores no lo concibieron como es hoy ni se imaginaban en qué se convertiría”.

El origen de la Wikipedia podríamos situarlo en la Nupedia, “una enciclopedia construida, exclusivamente, por eruditos”. Aunque el contenido era libre, aquello no acabó de cuajar. Quizá tuvo algo que ver el que tardaran más de tres años en publicar veinticinco artículos.

En aquel momento, “se propuso anexar un wiki a Nupedia, un lugar donde otros usuarios dejasen sus conocimientos de forma caótica, a modo de cajón de sastre, para acelerar la publicación de contenidos”. ¿El final de la historia? Nupedia acabó siendo devorada por su propia hija, un engendro nacido sin esperanzas de pervivencia; pero Internet es un entorno fértil, y se produjo orden a partir del caos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>